lunes, 23 de mayo de 2011

Me gusta tu cuerpo esbelto pero mas me gusta lo de adentro...

A riesgo de que me juzguen como una especie de ebrio aca les escribo hoy sobre algo con lo que muchos se sienten identificados. No se si se podria llamar orgullo...bueno, si, llamemosló orgullo que mierda! Orgullo es el que tengo de ser oriundo de la capital de la cerveza! De Santa Fé!

Es algo que está en mi ADN, algo que corre por mis venas. Si muchachos, se dieron cuenta. Hablo de la riquisima cerveza. Esa bebida de los dioses. Aquella que probas de chico (ojo, está mal) y la probás con cierto desagrado hasta que justamente con el correr del tiempo le vas tomando el gustito.

Está claro que beberla en exceso trae sus consecuencias y dentro de la fauna cervecera uno puede descubrir diferentes especies. Diferentes borrachos por asi decirlo. Personas a las que les pega de una forma diferente.

Y en una reunión de amigos, en un asado, en un boliche o donde sea que estemos compartiendo de una cerveza podemos darnos cuenta de eso.

En este caso me refiero a la cerveza pero es sabido que aca entran todo tipo de bebidas.

La cerveza tiene que estar en su temperatura justa de frio, no me vengan con cerveza caliente ni mucho menos intenten ponerle hielo, eso es lisa y llanamente herejía señoras y señores! Dignos de merecer el mismisimo infierno.

Pero volvamos a los distintos estado de ebriedad y en esta me incluyo para ser sinceros. No podria quedar afuera de esto. Y para enumerar un par de casos tengo que retrotraerme a diversas experiencias.

Quizás más de uno en conjunto con su grupo de amigos han sido partícipes de algún encontronazo con la ley por el temita éste de tomar en la via pública. Eso no se hace chicos jaja.

Luego en forma particular esta por ejemplo aquel que se emborracha y le pinta la violencia, el bardo. Algunas veces gana, muchas otras veces pierde.

Tambien existe aquel que recorre todo el pub, boliche o lo que sea buscando la conquista femenina y como con el violento, muchas veces son las que pierden.

Toda la noche tomando y de repente sale de adentro tuyo ese ser superdotado, aquel que sabe de lo que le preguntes. Una enciclopedia con piernas. Y no nos olvidemos del fillósofo, o el sociólogo que nos intenta pintar una realidad de la sociedad en la que vivimos, muchas veces tirando fruta.

Es ley que en una reunión de amigos hablar de fútbol o de política puede despertar los ánimos mas caldeados. Imaginensé eso con unas copitas de más.

Uno de los peores estados del borracho es el que raya el ridículo. El que genera espectaculos que hacen que sus amigos se agarren la cabeza pensando "Naaaaa, cualquiera este/a chabon/a". Es el mismo personaje al que hay que contarle al otro dia todas las que se mandó. Anécdotas que a la larga nos parecen graciosas pero en el momento no, no para el que las vive.

Nos podemos encontrar con todo eso a causa de esta riquisima bebida alcoholica. Y no es que yo haga ninguna apología de ningun tipo. Solo expreso lo que la mayoria vivimos.

Igualmente todo esto que les cuento, lo cuento poniendo como ejemplo mi bebida preferida. La cerveza.

Y para finalizar les pregunto: Tienen alguna anécdota de ebrio que puedan contar? Esa anécdota que tenian olvidada podrian traerla a la memoria y compartirla conmigo y con todos.

3 comentarios:

Jack Torrance dijo...

Que es esto??

Anónimo dijo...

Yo estaba una vez tan borracho de cerveza que entré a este blog y me puse a contar una anécdota.

Anónimo dijo...

Yo soy de Quilmes, de Bernal, mi viejo laburo 30 años en la Cervecería, ahí en 12 de Octubre y Gran Canaria. Fundada en 1890, pensé que Quilmes era la Cervecería mas antigua, por ende, No es la Ciudad de Quilmes la Capital Nacional de la Cerveza? Por el resto, es cierto, una bebida que acompaña al hombre hace miles de años, hace 5000 la chupaban los Egipcios y los Persas... hoy y desde hace unos cientos de años, la disfrutamos de una de las mejores, la receta perfeccionada (con Lupulos aromáticos) aguante la Birra!!! Salud!!